Frustration tolerance is the clue to sales success following these key points

La tolerancia a la frustración y el camino al éxito en las ventas

Mas ventas con la tolerancia a la frustraciónLa vida está llena de buenos y malos momentos, y aunque me encantaría escribir que todas las cosas que nos proponemos han de salir a la perfección como en nuestros sueños, estaría faltando a la verdad. Y como se dice que “la mentira tiene patas cortas” y yo no tengo las piernas de una modelo de pasarela, no deseo salir corriendo para ser alcanzada e increpada por decir una falacia. Como respuesta a esta situación habitual en la vida, como en las ventas, esta dada en la tolerancia a la frustración

La frustración es un sentimiento que todos hemos experimentado. La clave es aprender a enfrentarla y hasta aprender a convivir con ella, como si fuera una pareja, Logrando que la misma sea un trampolín para seguir intentando cada meta que nos proponemos, entre ellas el éxito en las ventas

Los vendedores, aunque a veces no lo creamos, también son personas; por lo cual deben enfrentarse a ese estado emocional. Lo cierto es que la tolerancia es una cualidad primordial para tener éxito en las ventas como en la vida.

Con el avance de la tecnología y las redes sociales, los canales de comercialización se han multiplicado y la competencia es casi abrumadora. Los consumidores tienen acceso con un simple clic a miles de ofertas, y de la intención o el deseo por adquirir un producto o servicio a la acción de comprarlo, puede haber un largo paso.

Por lo cual es muy importante que un equipo de ventas tenga este factor en mente. Todo vendedor va a tener que lidiar, y reiteradamente, con la duda o la negación de un comprador al momento de querer concretar una venta.

¿Cómo trabajar la tolerancia a la frustración cuando apuntamos al éxito en las ventas? 

Para aumentar la tolerancia a la frustración y no sentirse derrotado como vendedor se debe avanzar sobre tres pasos claves que empujarán el éxito en las ventas.

Aceptación propia y de lo sucedido: Se debe aceptar que nadie es perfecto, ser indulgente con uno mismo y comprender que todo se aprende. Las habilidades se pulen y se perfeccionan, y la experiencia permite entender cuál puede ser el camino más acertado para llegarle a las personas.

Meditar: Analizar en profundidad lo acontecido ¿Cómo era la persona y todas aquellas que no han aceptado el producto? ¿Qué discurso se ha utilizado para vender? ¿Cómo fue son los primeros acercamientos? No hay que conformarse con una sola técnica de venta. Se debe evolucionar, cuestionarse las tácticas y reformularlas. Hay una gran base de datos humanos que pueden guiar: todas aquellas personas que han dicho que no.

Enfrentarse a lo inevitable: La negativa eventualmente siempre llegará, no hay que negarla sino encararla, y que la misma sirva como píldora fortalecedora para ir por otro potencial cliente. No hay que conformarse, ni quedarse con el NO; pero por sobre todo no hay que dejarse vencer y justamente tener tolerancia a la frustración. Porque les quiero contar un secreto pero que ha de quedar entre nosotros: el SI, en algún momento, SIEMPRE aparece.